Nuestra Doctrina
 
Creemos que La Biblia es la Palabra de Dios. Como tal es nuestra máxima autoridad en fe y en conducta, y de ella se desprenden las siguientes doctrinas:
  1. Creemos en un solo Dios vivo y verdadero, quien se ha revelado como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Somos trinitarios. 
  2. Creemos que Jesucristo vino al mundo para salvar a todos los hombres y mujeres mediante el sacrificio de la cruz. 
  3. Creemos que todos podemos obtener el beneficio de la salvación si verdaderamente nos arrepentimos y creemos en Cristo. 
  4. Creemos que Dios nos perdona y nos libera de nuestros pecados: pasados, presentes y futuros, y nos justifica por medio de la fe en Jesucristo. 
  5. Creemos que Dios obra en nosotros un cambio, nos da un nuevo corazón, para vivir una vida nueva de acuerdo a su voluntad, nos regenera. 
  6. Creemos que al aceptar a Cristo como Señor y Salvador, el Espíritu Santo viene a morar en nuestras vidas, nos sella, nos escoge para gloria y honra de Dios. 
  7. Creemos que a partir de "ser sellados" se inicia la vida cristiana, que es una vida de santidad conforme al ejemplo de Cristo y que tiene como meta la perfección, la cual es alcanzable EN ESTA VIDA.

Fuentes Teológicas

 Las Doctrinas que sustentamos, las formulamos y cobran vida por medio de lo que llamamos "Fuentes Teológicas".

  1. Las Sagradas Escrituras. Afirmamos: "No tenemos otros principios que los revelados en la Palabra de Dios". (*)
  2. La Razón. La fe y la razón van de la mano, la razón es un don de Dios que debemos usar tanto como podamos. De no usarla nos conduciría al fanatismo, la superstición y el error.
  3. La Experiencia Personal. Somos una Iglesia vivencial, afirmamos y elaboramos nuestra doctrina sobre aquello que nos consta.
  4. La Tradición. La Historia de la Iglesia. Creemos en un Dios, que se ha relacionado con su Iglesia a través de la Historia, ésta, nos confirma la dirección del Espíritu Santo en la dimensión universal y personal.

Enfasis Doctrinales

La Iglesia Metodista hace énfasis y ha aportado a la Iglesia Cristiana los siguientes postulados doctrinales:

  1. La Universalidad de la Gracia. Todos somos bienvenidos para gozar del favor de Dios y de la vida eterna.
  2. La Justificación sólo por la Fe. El perdón de Dios se obtiene por la fe en la obra expiatoria de Cristo en la cruz.
  3. El Testimonio del Espíritu. El Espíritu Santo nos da la certidumbre del perdón de nuestros pecados, de que hemos nacido de nuevo y bajo su dirección vamos en el camino de la santidad.
  4. La Santidad o Perfección Cristiana. "Es el amor gobernando al corazón y la vida destilándose en nuestro carácter, palabras y acciones." (*)

* Afirmaciones del Pastor Juan Wesley